Principios básicos para sobrevivir después de la primera cita

segunda citaSi no te caíste por las escaleras del Templo del Gato, si tu jefe no acabó la noche con vosotros, si reprimiste ese instinto de querer hablar de tu ex…. ¡Enhorabuena, superaste la primera cita!

Mr. X y tú tal vez acabásteis dando un paseo a la luz de la luna, ignoró a los vendedores de rosas y hasta puede que te acompañara a casa. A lo mejor simplemente te acompañó a la boca del metro o levantó el brazo por tí para parar un taxi, pero el asunto es que antes de despediros quedais en volver a veros y además decidís dar un paso más y os intercambiáis los móviles. En este sentido, una consideración: cuidado con las conversaciones interminables por whatsapp, no vaya a ser que una vez en la cita no tengáis de qué hablar. O peor.

A partir de este momento habrá seguro una segunda cita, y después de ésta, alguna más. Una vez roto el hielo de la primera, podemos olvidarnos de los nada de nada, y en lo que a planes se refiere con usar el sentido común sería suficiente, como por ejemplo  no ir una segunda cita a comer un Kebab, a tomar el aperitivo con tus padres o llevártele de tiendas toda la tarde. Aunque siempre es bueno tener un plan B, deja que Mr. X proponga ¡es una buena forma de conocerle!

Gracias a la inestimable ayuda de la fototeca de Loca por tu Ropa, ilustro como afrontar el típico ¿qué me pongo? antes de la cita según el plan que proponga Mr. X y así  te puedas centrar en lo importante.

Mr. X propone ir a tomar algo (así, sin más)
Ir a tomar algo, es lo más genérico en cuestión de planes que puede haber. Puede ser que Mr. X no quiera dar más detalles pero que en el fondo lo tenga todo pensado y disimule la emoción que emana de cada poro de su piel por verte bajo este vago concepto o bien porque Mr. X sea un hombre de pocos recursos en cuanto a planes se refiere. Si se diera este segundo caso acuérdate, fiel lectora, de este post.  Algo malo tenía que tener el chico, pero recuerda, es fotogénico.
Para ir a tomar algo, es un arreglado informal, un no te digo na´y te lo digo to’. Sabes cómo va a empezar pero no cómo acabará, así que hay que ser lo más versátil posible. Unos vaqueros, algo aparente pero informal por arriba  y unos zapatos sin demasiado tacón para aguantar bien pero con el justo para darle el toque arreglado.

zapatos-rojos

Mr. X propone ir a cine
Debe ser que Mr. X aún no es lector de este humilde blog y desconoce que  ir al cine es una apuesta un tanto arriesgada para las primeras citas, por mucha aceptación popular que tenga. Esperemos, por lo menos, que no te invite al cine un sábado por la noche (¿hola?) y mejor si lo hace algún día entre semana. En este caso yo apostaría por un look informal y gafapasta, así que si llevas gafas, déjate de lentillas y póntelas. Si Mr. X promete y se la juega proponiendo la Filmoteca, le tendrás ganado.

botas-de-montar

Mr. X propone ir a cenar
Si te invita a cenar cruza los dedos para que no te lleve a un Gino’s, un Vip’s o sitios similares. No es por nada, pero esos sitios  siempre pueden ser buen comodín un martes por la noche cuando llevéis cuatro años juntos y os deis cuenta que no hay nada de cenar en la nevera. ¡Para qué adelantar acontecimientos!¡Si vuestro amor es verdadero tendréis toda la vida para hacerlo! Por si las moscas, échale un vistazo a Casa Mono (Calle Tutor, 37) No hay problemas de espacio, es aparente y pintón  y ponen cosas fáciles de comer como por ejemplo,croquetas.
¿Qué ponerse para ir a cenar? Por si los nervios juegan una mala pasada y pudiera mancharme optaría por algo estampado y poder disimularlo de la mejor forma posible, y el pelo tal vez recogido, no vaya a ser que lo metas sin querer en el plato. Una chaquetita fundamental, por si dentro del restaurante te da de lleno el aire acondicionado y no quieres parecer una estirada pidiendo que te cambien de mesa.

nerea-sublime-plebbes-vintage

Mr. X propone ir a tomar una copa
El ir a tomar algo y el ir a tomar una copa son dos conceptos que se parecen mucho entre sí, aunque del matiz “una copa” se puede presuponer nocturnidad y alevosía. A este plan se va ya cenada y con un protector de estómago tomado por el posible garrafón que te puedan dar. Un sitio que me gusta mucho es el Costello (Calle Caballero de Gracia,10). En la parte de arriba ponen cócteles y hay sofás para sentarse tranquilamente. La parte de abajo es como una gruta en la que suelen poner música indie. Es un plan para darlo todo, así  que qué mejor que una minifalda, unos tacones y unas medias negras (que siempre son muy socorridas)

botines-camperos

si ves que Mr. X no propone, empiezas a notarle un poco esquivo, que sólo te llama los viernes/sábados noche de madrugada y del resto de la semana no sabes nada de él, huye. Es un capullo en toda regla. En ese caso, te recomiendo unas buenas deportivas para darle una patada en el culo y salir corriendo lo más rápido que puedas.

Anuncios